the Art of being legal


La auditoría sociolaboral

El concepto de auditoría, que en sus inicios, estaba vinculada principalmente al ámbito financiero, ha ido evolucionando pasando de una mera función de control i censura a convertirse en una herramienta para la maximización de la eficiencia de cualquier organización y empresa.

Una auditoría refleja el grado de cumplimiento de la organización en su funcionamiento y, además, sirve de indicador para controlar que los procesos organizativos utilizados son los adecuados para conseguir los objetivos de la empresa.

Concretamente, la auditoría sociolaboral es un “análisis de situación” del ámbito social de la empresa para la evaluación y control de los recursos humanos con los que cuenta. Ello no quita que puedan auditarse todos los demás aspectos relativos a la empresa mediante otras formas de auditoría.

Tipos de auditoría

Auditorías tradicionales

Auditorías más recientes

Auditorías avanzadas

Auditroría financiera: Determina si la información financiera se presenta según los principios contables que se aplican.

Auditoría de eficacia: Evalúa la consecución de los objetivos planteados.

Auditoría de calidad: Para analizar los niveles de calidad

Auditoría de cumplimiento: Verifica si la empresa cumple con sus obligaciones legales.

Auditoría de eficiencia: Determina si la empresa ha utilizado sus recursos humanos y materiales con eficiencia y economía (consecución de objetivos minimizando costes).

Auditoría interna para el análisis de la efectividad de los sistemas de control establecidos.

Áreas objeto de la Auditoría sociolaboral

La auditoría sociolaboral debe abarcar y tomar en consideración distintos elementos, algunos de ellos son los siguientes:

Hay que tener en cuenta todos aquellos documentos de naturaleza jurídica de la empresa en relación con su regulación y funcionamiento legal como estatutos de la sociedad, cuentas anuales, balance fiscal del último año u otros que puedan generar obligaciones para la sociedad.

Analizar el organigrama general de la empresa, para ver la adecuación de cada trabajador a su categoría, las funciones encomendadas a cada departamento y su coherencia desde el punto de vista de los objetivos marcados.

Acerca de la normativa aplicable a la empresa hay que atender a la correcta aplicación de lo establecido en la normativa social, en el convenio colectivo que le sea de aplicación por razón de la actividad empresarial, las actas del Comité de Empresa y todos aquellos acuerdos preexistentes aunque sean no escritos.

En lo relativo a los trabajadores, hay distintos aspectos de contratación que deben tenerse en cuenta en la auditoría: listado de trabajadores con relación especial y de relación común, contratos indefinidos y temporales, contratos de obra y servicio determinado, personal directivo con contratos de alta dirección, agentes comerciales y  trabajadores contratados mediante Empresas de Trabajo Temporal.

También hay que revisar las suspensiones y extinciones de contratos, la estructura salarial de la empresa, la representación legal de los trabajadores y aspectos de Seguridad Social.

Conclusiones de la auditoría

Todas las conclusiones de la auditoría se presentarán en el Informe Final, que debe servir para dejar constancia de las incidencias detectadas y de la forma en que se han resuelto o la forma en que se propone resolverlas.

Fecha de publicación: 30 septiembre 2009

Última actualización: 7 noviembre 2021