the art of being legal


OIT: para salvar el empleo hay que acabar con la austeridad

Josep Conesa. abogado laboralista (Barcelona)

 

Redactado por Josep Conesa

Abogado laboral y concursal

Saber más

 

El informe presenta algunas cifras que merecen un análisis pormenorizado:

  • El empleo ha caído desde principios de 2012.
  • En abril de 2012 el desempleo en la eurozona llegó al 11%, con 17,4 millones de personas buscando empleo.
  • La tasa de desempleo juvenil en la eurozona está por encima del 22%, y por encima del 50% en España y Grecia.
  • Si no se corrigen las políticas y se frena la austeridad, peligran otros 4,5 millones de empleos.

La política de austeridad como un freno a la creación de empleo:

El informe explica que las políticas de austeridad fiscal de la eurozona han supuesto fuertes recortes en inversión pública y en programas para favorecer el empleo y como consecuencia hace dismunir la demanda interna y provoca un receso general.

Por otro lado, 13 de los países 17 países de la eurozona han hecho reformas para flexibilizar el mercado laboral, encaminadas a facilitar el despido, pero en un contexto macroeconómico deprimido, estas reformas no han contribuido a impulsar la creación de empleo. Todo lo contrario.

El sistema financiero como epicentro real de la crisis:

Tal y como dice el propio informe, 'el epicentro' de la crisis pasa por la reforma del sistema financiero, que ha sido erróneamente relegado a un segundo plano por las políticas de austeridad. En los países con recesión los bancos siguen sin dar crédito y por ello en 2011 la inversión privada como porcentaje del PIB cayó en todos los países de la Eurozona.

Relación inversión y creación de empleo:

Durante los años de expansión económica se ha comprobado que un aumento de la inversión de un 1% del PIB se traduce, en menos de dos años en 1,4 millones de empleos netos en el conjunto de la eurozona. Estos datos, tal y como apunta el informe, muestran que con un incremento de menos de 2 puntos porcentuales de la inversión en el PIB se recuperarían dos tercios de los puestos de trabajo perdidos en esta crisis.

Para poder incrementar la inversión necesitamos sanear el sistema financiero a través de las siguientes vías:

  • mayor regulación para evitar las malas prácticas del pasado.
  • limitar la asunción de riesgos excesivos.
  • depurar los sistemas de retribución no vinculados al rendimiento del sector. 
  • el Banco Central Europeo tiene que adoptar un papel más relevante y de acción.

Una vez tomadas estas medidas, la estrategia de la eurozona se tiene que basar en la creación de puestos de empleo y eso se consigue garantizando el crédito para pequeñas y medianas empresas, ofreciendo incentivos públicos a la inversión o haciendo inversiones públicas directas y elaborando un plan común de reindustrialización.

Otro factor determinante es la creación de un sistema para garantizar el empleo para los jóvenes. Los países nórdicos han tenido ya su propia experiencia satisfactoria con programas que ofrecen a los jóvenes desempleados capacitación, un trabajo o apoyo especial para la búsqueda de empleo. El 46% de esos jóvenes ha encontrado un trabajo gracias a estas políticas que, de implantarse en la eurozona, supondrían menos del 0,5% del gasto gubernamental.

El mensaje claro que deja este informe de la OIT es que todos los países, tanto los que en estos momentos todavía cuentan con superávit como los países con déficit, tienen mucho que perder de no implementar políticas de fomento de la inversión y creación de empleo, contrarias a la austeridad impuesta. Para ello, como se ha explicado, es esencial atacar el epicentro de esta crisis, que pasa por la reforma del sector financiero con sus excesos y desregulaciones.

Publication date: 13 agosto 2012

Last updated: 17 abril 2023